FANDOM


La astrología zodiacal es una de las ramas de la Adivinación más conocidas y comunes, tanto que trascendió incluso al mundo muggle, y una de las más antiguas además, datando de hace más de veinte milenios. Diferentes hallazgos de tribus mágicas ya extintas prueban la observación de los astros y la delimitación de las partes de la eclíptica.

Metodología Editar

La metodología seguida para efectuar las lecturas zodiacales es clara y concisa en su procedimiento. Los primeros desarrollos de la misma datan del año 693 a.C. Aunque no es la metodología más longeva que se ha utilizado a lo largo de los tiempos, sí es la más actualizada y que más elementos recoge, lo que la hace más precisa que todas las conocidas hasta ahora.

  1. Se traza el mapa astral en un pergamino. A día de hoy, los telescopios ya incluyen en sus bordes un dibujo de la eclíptica que facilita la traslación exacta de las posiciones al pergamino, haciendo más rápido el trazado del mismo. Este modelo de telescopio es una patente de Alcurnia Tardelli, fechada en 1892.
  2. Se estudian las posiciones relativas de los elementos a estudiar en función del signo. La Luna y el Sol son elementos comunes en cualquier lectura de cualquier signo zodiacal. Los planetas a los que se debe prestar atención y hacer medición posicional en la lectura varían en función del signo del zodiaco y de la fase lunar el día de nacimiento.
  3. Se utilizan esas posiciones relativas para consultar los parámetros y determinar finalmente la lectura astral utilizando toda la información recogida.

Elementos de lectura Editar

Eclíptica: Es la franja virtual en la esfera celeste que recoge el movimiento del Sol alrededor de la Tierra durante un año completo. Formalmente, el plano de la eclíptica es el plano perpendicular al momento angular del sistema Tierra-Luna en su movimiento alrededor del Sol que pasa por el centro de la Tierra, y la eclíptica la intersección de este plano con la esfera celeste. Se divide en 12 partes (por antiguas creencias religiosas se descartó la división en 13, más precisa y que incluía a Ofiuco, constelación denostada por los antiguos), ocupadas por una constelación cada una.

Constelaciones: Las doce constelaciones del zodiaco marcan la influencia sobre un humano en función de su fecha de nacimiento. Cada una representa a un animal o a un personaje mitológico de la Antigüedad. En el signo correspondiente a la fecha se basan todas las lecturas:

  • Acuario (Enero 20 – Febrero 18)
  • Piscis (Febrero 19 – Marzo 20) 
  • Aries (Marzo 21 –Abril 19) 
  • Tauro (Abril 20 – Mayo 20) 
  • Géminis (Mayo 21 – Junio 20) 
  • Cáncer (Junio 21 – Julio 22)
  • Leo (Julio 23–Agosto 22) 
  • Virgo (Agosto 23 – Septiembre 22) 
  • Libra (Septiembre 23 – Octubre 22) 
  • Escorpio (Octubre 23 – Noviembre 21) 
  • Sagitario (Noviembre 22 – Diciembre 21) 
  • Capricornio (Diciembre 22 – Enero 19) 

Sol: La posición del Astro Rey en el mapa astral indica la influencia astral sobre el devenir amoroso de las personas. Una posición muy cercana a la constelación indica un buen futuro, y viceversa en una posición muy lejana.

Luna: Nuestro satélite se utiliza para descubrir la influencia astral sobre el devenir económico y laboral de las personas. Una posición muy cercana a la constelación determina un futuro incierto y convulso, mientras que una posición muy lejana anuncia épocas de tranquilidad y bonanza.

Planetas: Los planetas del sistema solar determinan, según sus posiciones y su vínculo zodiacal, el futuro de la salud de las personas. A pesar de que algunos teóricos abogaron por no considerar a Plutón como planeta en el siglo XXI, la determinación de los métodos de lectura actuales data de hace 2.700 años y a día de hoy ha demostrado suficiente precisión y eficacia en las lecturas como para que ningún estudioso o especialista abogue por hacer modificaciones al respecto. Por lo tanto, los planetas utilizados en la lectura son Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón.

Bibliografía Editar

Guía para la interpretación de las posiciones de los planetas en el zodiaco, de Hilda Klinsmann, publicado en 1912 en Frankfurt, es una reedición moderna de las técnicas antiguas de lectura zodiacal transmitidas por los oráculos y los astrónomos y astrólogos durante veintisiete siglos. Este libro es una enciclopedia astrológica zodiacal que recoge todas las posibles lecturas astrales en función de la posición de los planetas, Luna y Sol anteriormente relatados. Su desarrollo ordenado y meticuloso facilita su utilización académica en las escuelas de magia de todo el mundo, habiendo sido traducido a más de cincuenta idiomas muggles y otros diez idiomas mágicos.