FANDOM


La cristalomancia, o arte de la bola de cristal, es el arte mediante el cual se observan las imágenes surgidas en una bola de cristal con el fin de adquirir conocimiento sobre los acontecimientos futuros.

Historia Editar

Los datos más antiguos que se conservan sobre la existencia de la cristalomancia provienen de dos milenios antes de Cristo, y se originan en las islas de Gran Bretaña e Irlanda, vinculándose así su nacimiento con los chamanes y oráculos de las tribus celtas. Hay teorías que afirman que su origen se halla en la civilización egipcia, pero dado que todo lo hallado al respecto son conjeturas y vagas teorías, los historiadores de la magia fijan su origen en las tribus celtas, sin posibilidad de duda a día de hoy.

Metodología Editar

El arte de leer la bola de cristal es un arte espiritual y solemne, siendo más eficaz en entornos de luz tenue y silencio. En primer lugar, es recomendable que la persona o personas a las que se les va a leer el futuro estén a solas con la persona que va a ejecutar la lectura, pero no estrictamente necesario, puesto que la influencia de presencias externas no se ha demostrado lo suficientemente significativa. El primer paso es que la persona exprese qué espera descubrir en la lectura, ya sea formulando una pregunta o expresándolo como una oración. La pregunta debe ser lo más unívoca posible. Tras escuchar la pregunta, el adivino acercará sus manos a la bola o superficie de cristal, sin llegar a tocarla ni a rozarla de ningún modo, dejando que sea la energía lo único que contacte con el material. Algunos adivinos tienen costumbres, vicios o incluso coreografías en este punto del proceso, pero sólo con el hecho de concentrarse en la bola y acercar las manos a ella es suficiente para que las nieblas empiecen a disiparse y a mostrar una imagen que, recordemos, nunca es una imagen literal del futuro sino una metáfora o alegoría de éste. En la pericia del lector en las artes adivinatorias recaerá gran parte de la precisión de la interpretación de dicha lectura. El margen de error es siempre humano en la cristalomancia.

Consideraciones Editar

El acto en sí de leer el futuro puede ser ejecutado en diversos tipos de materiales y en formas muy diferentes, pero la experiencia en el arte ha demostrado que el material idóneo es el cristal y la forma idónea es la esférica, debido a que su estructura es capaz de captar con más firmeza las energías del adivino y las imágenes del futuro. En una situación parecida a la que ocurre con el oro y el cobre en la electricidad del mundo muggle, otros materiales parecen ser más eficaces que el cristal, pero sus precios son tan privativos que descartan por completo la posibilidad de establecerlos como opción primaria en el equipamiento necesario para la lectura del futuro.

Al contrario de lo que la cultura general piensa, la bola de cristal nunca muestra una imagen literal referente al futuro de la persona cuyo futuro se está consultando. Al contrario, lo observado es siempre una imagen metafórica o alegórica del futuro concerniente a la pregunta que haya hecho dicha persona. De este modo, la bola recibe la energía del adivino, pero esta energía llega impregnada de la energía producida por la pregunta de la persona.