FANDOM


Los espíritus son una de las tres categorías mediante las que el Ministerio de Magia clasifica a las criaturas mágicas (las otras dos son Bestias y Seres). La clasificación se creó en el año 1811 por el Ministro de Magia Grogan Stump, quien incluyó la División de Espíritus como parte del Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas.

Historia Editar

La división de Espíritus y su clasificación surgió cuando una coalición de fantasmas se quejaron de que resultaba muy insensible clasificarlos como “seres”, cuando claramente los fantasmas “habían sido”. Tras varios debates con distintos expertos en la materia, entre los que había contradicciones (como, por ejemplo, el método de desplazamiento. Los fantasmas flotaban, no caminaban), finalmente el Ministro de Magia de la época decidió ceder a sus protestas por miedo a un posible problema con el Estatuto Internacional del Secreto de la Magia, y se creó la clasificación. 

Características generales Editar

A pesar de que cada una de las subdivisiones de espíritus tiene características propias, es posible extraer varias características generales con las que quedarse cuando uno piensa en seres de naturaleza espiritual.

  • Son amortales; es decir, seres que nunca han experimentado la vida. Los espíritus no se consideran seres vivos. No tienen ningún tipo de necesidad biológica como el resto de seres, no envejecen, no pueden ser asesinados, y es extremadamente difícil destruirlos. A pesar de que un fantasma pueda considerarse la prolongación de una vida, en realidad es un ser nuevo generado por las emociones de la muerte de una persona, y, por lo tanto, se considera que toda su existencia es también amortal.
  • Son de naturaleza inmaterial. Aunque ciertos espíritus necesiten manifestarse para poder influir sobre el mundo material (como es el caso de los espectros, o los espíritus elementales), son criaturas eminentemente inmateriales.
  • Salvo en algunos casos de manifestaciones concretas, los espíritus se pueden desplazar volando, y no se cansan, no sufren daño, ni se suelen distraer una vez se han marcado un objetivo que cumplir. 
  • Los muggles tienen dificultades para verlos y detectarlos. Aunque un muggle lo suficientemente sensible a lo sobrenatural puede percibirlos, la mayoría simplemente sentirán los efectos de su paso. 

Tipos de espíritus Editar

Las criaturas que entran dentro del espectro de los espíritus pueden, a su vez, subdividirse en multitud de clasificaciones, cada una con sus propias características identificativas. El Ministerio de Magia tiene al menos un experto para cada una de estas criaturas, pero se cree que el concepto de espíritu es demasiado amplio para ser definido correctamente. 

  • Fantasmas: Los fantasmas son antiguos magos que, tras fallecer, dejaron una impronta de su alma atada al mundo físico, en el que se manifiestan como una presencia etérea, semitransparente, incapaz de crecer, evolucionar o aprender cosas nuevas. Solo los magos pueden generar fantasmas.
  • Espectros: Los espectros pueden generarse de distintas fuentes, pero tienen una característica en común: son seres de odio y violencia. Un espectro existe sólo para causar el caos y hacer la mayor cantidad de daño posible. La mayoría de espectros nacen simplemente de esos sentimientos, tomando forma. Una forma particularmente extendida de espectros son las banshees
  • Familiares: Los espíritus familiares son un tipo de espíritu defensor con la forma de un animal que custodia una zona o un hogar particular. Nunca suelen estar vinculados a una persona en concreto, sino al legado, de un lugar, un hogar, un territorio o incluso una familia. Se cree que ciertas criaturas mágicas, como los fénix, comparten algún rasgo con los espíritus familiares. 
  • Elementales: Los elementales son golems reformados por la magia (la magia natural, con el paso del tiempo, o intervenida por un mago) que forman un constructo vivo conformado, principalmente, por ese tipo de elemento. Dado que se han conformado mediante el uso de la magia, son el único tipo de espíritu cuya existencia puede deshacerse con un disipador mágico potente. 
  • Ser espiritual: Es una categoría amplia y bastarda para incluir a todas aquellas cosas que no entran en ninguna de las otras categorías de manera clara. Por ejemplo, en esta categoría entran los caipora de Castelobruxo o los obscurial descontrolados. 
  • No-Seres: Vulgarización del término más amplio “Aparición Espiritual No-Humana”, los No-Seres son una de las categorías más amplias y a la vez más desconocidas. Se trata de entidades que ningún estudioso ha podido determinar cómo se han originado en un primer lugar o de dónde sale. Algunos teóricos apuntan a El Otro Lado como posible punto de origen, y es la categoría con la que se clasifica a la mayoría de criaturas de ese plano (aunque la gente acaba llamándolos espectros, debido a sus naturalezas habitualmente violentas). Algunos ejemplos de este tipo de entidades son los dementores, los boggarts o los poltergeist.