FANDOM


Un heraldo es una criatura corrupta por una magia especial de los dementores. Al exponerse a un contacto prolongado con los dementores, cualquier animal o criatura va experimentando un proceso de transformación en el que cambia física y emocionalmente, volviéndose más grandes, fuertes y violentos. Algunos desarrollan ciertas capacidades similares a los dementores.

Historia Editar

La primera aparición documentada de los heraldos data del 14 de julio de 2002, durante el Trimestre Sombrío. En esa fecha, hacen una batida en un pueblo de Canterbury, Elham, el cual dejan completamente en ruinas y lleno de heridos de gravedad. 

Desde ese momento, los heraldos han sido una preocupación constante del Ministerio de Magia. Numerosos Territorios Hostiles han sido declarados por la presencia de dementores y sus mascotas, y, debido a que el peligro de los heraldos aumenta con el tiempo de exposición a la magia de los dementores, son casi siempre una prioridad del Departamento de Seguridad Mágica

A finales del año 2020 y principios del 2021, los dementores fueron desapareciendo paulatinamente del mundo mágico. Esta desaparición, aunque levantó sospechas y suspicacias, sirvió para que gran parte de las zonas conquistadas por los heraldos y los dementores fueran recuperadas por el Ministerio de Magia, devolviendo algo de esperanza a la comunidad mágica.

Sin embargo, los dementores estaban escondidos, generando nuevos heraldos, en el interior del Bosque Prohibido de Hogwarts. Contenidos a duras penas por el entonces Guardián de los Terrenos de Hogwarts, Robert Stevenson, todos los dementores de las Islas Británicas estuvieron ejerciendo una influencia de la que el castillo tardará décadas en recuperarse completamente.

El 9 de abril del año 2021, durante la Caída de Hogwarts, los heraldos juegan un papel fundamental. Al ser liberados del Bosque Prohibido, tanto ellos como los dementores consiguen ser artífices de la huida de todos los magos de la institución, y guardar sus terrenos durante una semana. 

Los dementores abandonan Hogwarts el día 16 de abril. Durante las siguientes dos semanas, hasta el 1 de mayo, el Ministerio de Magia conduce la Operación Asedio, mediante la cual consiguen eliminar o expulsar a los últimos heraldos que hacían el colegio inhabitable.

A pesar de que los dementores estuvieron un año entero calmados después de estos eventos, las zonas que ya habían corrompido quedaron marcadas. El Bosque Prohibido es hogar de varios heraldos tremendamente poderosos, y aún es sencillo encontrarse lugares de la campiña británica en la que cruzarse con uno de estos seres. 

Apariencia física Editar

Los heraldos no tienen ninguna apariencia física definida. Dado que los heraldos son realmente un estado para otros seres y criaturas, la apariencia de un heraldo depende de la criatura que se ha corrompido. En avanzados estados de corrupción, parte del pelaje o el plumaje se vuelve negro, sus rasgos ferales (garras, colmillos) se afilan y su tamaño aumenta. 

Naturaleza y rasgos Editar

Los heraldos pueden encontrarse en tres estados de su degeneración, y en función del estado en el que se encuentren, tendrán unos rasgos u otros:

Tocados Editar

Son aquellas criaturas que reciben una influencia tangencial de los dementores. Ellos no centran sus atenciones en esas criaturas, y simplemente coexisten con ellos durante un periodo corto de tiempo (entre unas horas a un par de días). 

Los tocados son criaturas o animales completamente normales, que muestran más tendencia a tener explosiones de rabia o tristeza extrema (en el caso de seres humanos) cuando son provocados. Estos síntomas duran poco, y desaparecen al cabo de un día sin contacto con los dementores. 

Corruptos Editar

Son aquellas criaturas que han recibido atención directa de los dementores durante un periodo medio de tiempo (entre tres días y un par de semanas). 

Los corruptos son lo que la gente entiende tradicionalmente por heraldo. Suelen ser más grandes de tamaño, el color se vuelve negro, y son tremendamente agresivos con cualquier criatura que no sea un heraldo y que se acerque al territorio en el que se encuentran, llegando hasta el punto de matar por impulso, a pesar de no cazar o realizar otro tipo de actividad de subsistencia.

Estos síntomas duran meses, o incluso años, aunque se sabe de algunos casos de criaturas que, con la debida atención, han podido combatir esta influencia y recuperarse. 

Convertidos Editar

Éste es el peor tipo de heraldo posible. Son aquellas criaturas que han estado durante mucho tiempo recibiendo los encantamientos de los dementores (cerca de dos meses), y ya han atravesado todo punto de no retorno. 

Los convertidos son criaturas tremendamente viscerales y ferales. Su tamaño aumenta en proporciones absurdas (un perro podría parecer un rinoceronte), su cuerpo se vuelve más duro y fuerte, y deambulan en busca de humanos a los que destruir, arrastrando consigo el aura de tristeza de los dementores. 

Se teoriza que si un humano llegara a este estado, se convertiría en un dementor, y ésta es la única manera de reproducción conocida para estos. 

Una vez llegado al punto de haberse convertido, los heraldos no pueden regresar a sus capacidades originales, y la única manera de combatirlos es acabando con ellos. 

Capacidades y destrezas Editar

Al igual que con su naturaleza, las capacidades de los heraldos dependen enteramente del estado en el que se encuentren en función de su exposición a los dementores.

Tocados Editar

No tienen ninguna capacidad especial más allá de sus características naturales. 

Corruptos Editar

Son más grandes, y, por lo tanto, más fuertes que sus contrapartidas naturales. Además, algunos de sus ataques pueden producir heridas que, sin llegar a ser malditas, pueden dañar durante más tiempo al objetivo, ya sea porque son más profundas o porque lo envenenan con algún tipo de sustancia mágica.

Convertidos Editar

Los más peligrosos de todos, y los que desarrollan características más alejadas de su rango natural. Además de los rasgos anteriores, estar en presencia de un heraldo convertido es igual que estar en presencia de un dementor, y su influencia desoladora (la tristeza, el frío) los vuelven tremendamente difíciles de combatir. Se dice también que su piel es capaz de repeler ciertos hechizos mágicos, de manera similar a como lo hacen los dementores. 

Relaciones con los magos: Editar

Los heraldos son una de las mayores amenazas a las que se enfrentan los magos en general y el Ministerio de Magia en particular. La agresividad de los heraldos, sumado al aura descorazonadora y a sus formas, mucho más grandes de lo que es natural, hacen que sea una amenaza, tanto para el Estatuto Internacional del Secreto como para la seguridad de muggles y magos por igual. 

Las presencias y avistamientos de heraldos en el Bosque Prohibido de Hogwarts o, recientemente, el Lago Negro, también ha llevado a muchos a sostener que el castillo es un lugar poco seguro para sus hijos.