FANDOM


El Ministerio de Magia Británico es el mayor órgano de gobierno de la comunidad mágica británica, que comprende los territorios de Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Su función es la de preservar y emitir la ley mágica, administrar el territorio bajo su control y conectar el mundo mágico con el mundo muggle. El líder del Ministerio de Magia es conocido como Ministro de Magia.

La mayoría de países del mundo tienen sus propios Ministerios de Magia, aunque hay diferencias entre las jurisprudencias muggles y mágicas. Asímismo, otros gobiernos del mundo, como el M.A.C.U.S.A. de Estados Unidos, tienen cuerpos con funciones similares, aunque otro nombre. 

Historia Editar

Hablar de la historia del Ministerio de Magia es hablar de la historia del mundo mágico en sí mismo, al menos desde el punto en que se forma. No es raro que la historia mágica y política se entrelacen íntimamente. 

Siglo XVIII Editar

El Ministerio de Magia es considerado el sucesor del Concilio Mágico, aunque en realidad lo es de éste y todos los demás cuerpos que controlaban la comunidad británica de Gran Bretaña. Con el establecimiento del Estatuto Internacional del Secreto de la Magia en el año 1692, la comunidad mágica requirió de una estructura de gobierno más organizada y centralizada. 

El primer Ministro de Magia fue Ulick Gamp en el año 1707, anteriormente Jefe Supremo del Wizengamot, quien estableció las bases del Ministerio de Magia y diseñaría la mayoría de las leyes fundacionales del órgano en la actualidad. 

Con Ulick Gamp, comenzó la unificación de todos los cuerpos de gobierno en el Ministerio de Magia. Gamp es recordado, sobre todo, por la formación del Departamento de Seguridad Mágica, el segundo departamento del Ministerio de Magia, después del Wizengamot, en ser parte de éste. En el último año de su mandato, añadió una ley universal y una de las principales causas de persecución y detención para su flamante departamento: la clasificación de las maldiciones Avada Kedavra, Imperius y Cruciatus como Maldiciones Imperdonables. 

Su sucesor, Damocles Rowe, fundó la prisión de Azkaban poco después. El Departamento de Seguridad Mágica empezaba a capturar a muchos magos, demasiados para saber qué hacer con ellos, y el Ministerio de Magia carecía de celdas apropiadas. A pesar del rechazo popular, otros dos ministros, Perseus Parkinson y Hepahestus Gore, reforzaron y renovaron la prisión.

El Estatuto Internacional del Secreto no sentó demasiado bien a muchas razas de criaturas mágicas. La segunda y célebre Revolución Duende de 1752 terminó con el mandato de Albert Boot, quien no fue capaz de enfrentarse a ella. Basil Flack, quien le siguió, tampoco pudo suprimir los ímpetus revolucionarios de los duendes, que se aliaron con grupos de hombres lobo. Aunque finalmente el Ministerio pudo sofocar las revueltas, fue a costa del descontento y algo que volvería a hacer daño en el futuro. 

El principal conflicto que tuvo el Ministerio fue la evolución de las Trece Colonias. El Ministerio de Magia estuvo en conflicto sobre si participar o no en el conflicto y mantener los territorios bajo su control. Estaban indecisos cuando llegó una carta de Elizabeth McGilliguddy, Presidenta del Magicongreso Único de la Sociedad Americana, preguntando qué pensaban hacer. El Ministerio de Maximilian Crowdy contestó con un escueto “vamos a pasar de ésta”. El M.A.C.U.S.A. contestó con un todavía más escueto “más os vale”. Se considera éste el inicio de las hostilidades entre ambos gobiernos mágicos. 

El siglo concluyó con la primera Ministra de Magia mujer, Artemisa Lufkin, que estableció el Departamento de Cooperación Mágica Internacional, cosa necesaria tras ver la importancia de éste debido a la problemática con el M.A.C.U.S.A., y además consiguió cumplir su sueño: hospedar una Copa Mundial de Quidditch en Inglaterra. 

Siglo XIX Editar

El siglo XIX marca un hito importantísimo, quizás no por algún gran acontecimiento histórico involucrado en el proceso, sino por la mentalidad asociada a ello: la capacidad muggle comienza a reconocerse dentro de la sociedad mágica. La Ministra de Magia, Ottaline Gambol, se fijó en las acciones de estos y sus inventos. Gracias a esto, se estableció el Expreso de Hogwarts en el año 1827. 

Pero no todo fue progreso. Poco después de este evento, el siguiente Ministro de Magia, Radolphus Lestrange, trató de cerrar el Departamento de Misterios. Fue ignorado por los inefables, que continuaron su trabajo como si él no hubiera dado ninguna orden, y eventualmente esto le llevó a la dimisión en 1841 por “problemas de salud”. 

Otro buen ejemplo de la importancia del mundo muggle y el mágico llega con la Guerra de Crimea. Evangeline Orpington, amiga personal de la Reina Victoria, ayudó a su amiga en el conflicto bélico, dirigiendo tropas mágicas a prestar auxilio en tiempos de necesidad. La Corona, ajena a la presencia de magos entre sus tropas, agradecieron a Orpingotn su colaboración.

En general, a pesar de estas efemérides, se puede decir que el siglo XIX fue un siglo calmado y carente de demasiados conflictos a gran escala y problemas internos. Y es lo único que explica la supervivencia del país, teniendo en cuenta la dureza de los siglos subsiguientes. 

Siglo XX Editar

El Siglo XX abrió con la Primera Guerra Mundial de los muggles. Archer Evermonde, Ministro de Magia durante la época, recordó a los magos de su país del Estatuto Internacional del Secreto, y prohibió expresamente la participación de personas mágicas en la guerra. Muchos le desafiaron, lo que eventualmente llevó a que fuera forzado a dimitir, y los magos ayudaron a los muggles siempre que pudieron, especialmente con recursos sanitarios. 

Pero no hacía falta irse al mundo muggle para ver el conflicto. Hector Fawley fue el Ministro que estaba en la oficina durante el ascenso al poder de Gellert Grindelwald durante la década de los años 30, y fue completamente ajeno a la amenaza y su alianza con las potencias fascistas centroeuropeas. Lo pagó con su puesto.

Su sucesor, Leonard Spencer-Moon, trabaja aliado con Winston Churchill. Así, se estableció una gran camaradería entre muggles y magos, y unos se apoyaron a los otros durante los respectivos conflictos que sacudieron a Europa entre finales de los años 30 y la década de los cuarenta, con la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Mundial de Magos. Durante un tiempo, los magos pensaron que ese sería el fin del mundo conocido. 

Pero el mundo siguió su curso, y tras toda terrible guerra llega un periodo de paz. Este periodo de paz se vio acompañado de un inusitado progresismo. Se celebraron varias marchas por los derechos de los squibs, e incluso se elegió en el año 1962 a Nobby Leach, un nacido de muggles, para ocupar la oficina de Ministro, lo que causó gran consternación en las familias más puristas. 

Tampoco hubo mucho tiempo para el progreso y la alegría. Todos estos avances sociales se vieron truncados cuando el Ministerio de Magia tuvo que hacer frente a su siguiente amenaza: Lord Voldemort. El mago oscuro surgió sin que nadie esperara un ascenso tan rápido y contundente al poder de sus filas, y libró la Primera Guerra Mágica.

Muchos murieron. Si la Guerra Mundial de Magos había enseñado algo, era el potencial destructivo que tenía la magia cuando se usaba para la guerra sin ningún tipo de control. Lord Voldemort no lo tenía, y tampoco parte de su oposición. Fueron unos años oscuros, y sólo el nacimiento de Harry Potter consiguió traer algo de esperanza, aunque breve. 

El Niño Que Vivió, sin embargo, no lo fue todo. A pesar del laxo periodo de entreguerras, en el que la Ministra de Magia Millicent Bagnold consintió varias rupturas del Estatuto Internacional del Secreto para que la sociedad celebrara alegremente haberse librado de la verdadera sombra que la amenazaba. 

Pero la paz no podía durar para siempre. A mediados de los años 90, Lord Voldemort regresó de entre los muertos para volver a amenazar el Ministerio. La Segunda Guerra Mágica fue todavía más sangrienta que la primera, y contó con muchas bajas célebres. Entre ellas, el considerado como el mago más importante de todo el siglo XX, Albus Dumbledore. Finalmente, el Ministerio consiguió imponerse gracias precisamente a Harry Potter, y Lord Voldemort fue destruido… para siempre. 

Kingsley Shacklebolt asumió como Ministro de Magia tras la época oscura en la que Voldemort había controlado el Ministerio de Magia. Comenzó un nuevo periodo de renovación y reconstrucción para tratar de alejarse de los problemas que parecía haber arrastrado el mundo mágico durante todo el siglo XX. 

Siglo XXI: Editar

La guerra, sin embargo, no había terminado. A pesar de la derrota de Lord Voldemort, sus seguidores seguían con el interés de continuar con su legado. Otros aliados y víctimas del maltrato ministerial se unieron, y todos juntos lanzaron los terribles ataques conocidos como Sucesos del Departamento de Misterios en 2002, un ataque al corazón del Ministerio que es de las masacres más terribles que se recuerdan. Kingsley Shacklebolt, la esperanza del Ministerio de Magia, se desvaneció en ese entonces sin dejar rastro. 

Estos sucesos se vieron seguidos de una época de más caos todavía, la conocida como el Trimestre Sombrío. En tan solo tres meses, Inglaterra sufrió varios ataques más, y hasta cinco Ministros de Magia se pasearon por el cargo, para dejarlo por heridas o las enormes presiones a las que estaban sometidos. Casi parecía que la guerra había vuelto con más fuerza que nunca… hasta que fue sofocada en la Segunda Batalla de Hogwarts

Uno de los héroes de esa batalla, Bradshaw Layfield, se propuso seguir con el legado de Shacklebolt. Y lo cierto es que lo consiguió. El Trimestre Sombrío pareció sólo un pequeño paréntesis en el proceso de paz, y durante muchos años, gracias a medidas como la Carta de Defensa, la mejora de los derechos en Azkaban y el aperturismo de nuevas ideas, el mundo mágico parecía que podría respirar. 

Por supuesto, eso no fue todo. Un grupo de hombres lobo liberó a Fenrir Greyback de Azkaban, y eso llevó a la formación de la terrible Manada de Fenris, la primera de las Manadas Hostiles. Este grupo de hombres lobo, organizados con el objetivo de establecer la licantropía y expandirla, suponían una de las mayores problemáticas que azotarían a Inglaterra, y el germen de la mayoría de los conflictos posteriores. 

Sin un motivo claro, Bradshaw Layfield sorprendió a propios y extraños anunciando su dimisión y desapareciendo poco después. El Ministro de Magia no quería seguir en el cargo, y dejó un momento de caos en el Ministerio que costó reconducir. El elegido para sustituirle fue William Longshank, quien consiguió enderezar el Ministerio de Magia y unificar a la comunidad que gobernaba. 

Longshank comenzó una importante campaña de propaganda (probablemente, la más efectiva y grande de la historia del Ministerio de Magia) en contra de la imagen de los hombres lobo y otras criaturas mágicas. El racismo, primero sucinto y más adelante abierto y declarado, recrudeció el conflicto, lo cual obligó a Longshank a tomar medidas impopulares para aumentar las tropas.

Esta propaganda y odio llevó al suceso que se conocería como La Noche Más Larga, un asalto de una manada de hombres lobo al castillo Hogwarts. Durante una larga noche, parecía que todo el castillo sería masacrado. Sin embargo, la institución consiguió repeler el asalto, y lidiar con las consecuencias. Pero el odio había comenzado. 

En el aniversario de esta masacre, Longshank reveló al mundo que había sido convertido en hombre lobo. Dando ejemplo, decidió suicidarse para transmitir que todo hombre lobo es un enemigo del Ministerio de Magia. El caos posterior facilitó la Caída de Hogwarts, y llevó a varios estallidos de violencia que finalmente culminaron en la Guerra de La Reserva

Pese a todo, el derramamiento masivo de sangre se evitó gracias a la gestión temporal de Lord Viktor Worthington, y la posterior llegada de Irvin Giles al poder calmó todavía más las cosas con varias medidas progresistas que aplacaron a algunos de los hombres lobo. Las Manadas Hostiles no se desbandaron, pero al menos consiguió que la tensión racial desapareciera. 

Pero tampoco la administración de Giles ha estado exenta de conflictos. Debido, quizás, a su procedencia del Departamento de Cooperación Mágica Internacional, los años de Giles se han visto marcados por una fuerte presencia internacional. Su participación en diversas cumbres y eventos llevan a la población a pensar que los problemas de dentro están terminando, y hay que empezar a fijarse en los de fuera. La aparición de terroristas y criminales que recuerdan las épocas de Grindelwald ayudan a esta imagen. 

La más reciente efeméride del gobierno es el conflicto con el M.A.C.U.S.A. Tras la liberación de varios científicos del Centro de Investigación Mágica y Desarrollo Lunaris, mientras estaban bajo custodia inglesa, varios agentes del M.A.C.U.S.A. asaltaron el barco en el que se encontraban, asesinando a varios efectivos británicos y secuestrando a los científicos. Esto desencadenó una declaración de guerra oficial por parte de ambos gobiernos, aunque todavía no se ha derramado más sangre ni se ha llegado a las armas. 

Ubicación Editar

El Ministerio de Magia se encuentra en el subsuelo de la ciudad de Londres, a miles de metros de profundidad. El edificio consta de nueve pisos (aunque se organizan como si fueran diez), donde se reparten los ocho departamentos principales, encargados de todos los asuntos relacionados con la comunidad mágica de Inglaterra. 

Hay varias maneras de llegar al Ministerio de Magia. Se puede entrar a través de:

  • Las chimeneas de la planta principal, conectadas a la Red Flú. La mayoría de trabajadores usan este tipo de entrada, pues tienen sus hogares conectados a la Red Flú.
  • La cabina telefónica en desuso de Whitehall. El visitante debe entrar en la cabina y marcar el número 62442 (número aritmético que significa “MAGIA”). Entonces, una operadora telefónica pedirá que especifique su nombre y motivo de su visita, y emitirá una pequeña identificación acorde. Esta entrada suele usarse por visitantes. 
  • Los retretes de unos baños públicos en el subsuelo. Esta entrada es provisional, para aquellos que no tengan Red Flú o necesiten una entrada de emergencia. 

Estructura Editar

El Ministerio se organiza en diez pisos, nueve de los cuales son accesibles mediante el ascensor que conecta todo el edificio. Siete de ellos son la sede de uno de los importantes departamentos que se reparten la jurisdicción sobre distintos aspectos.

1º piso: Ministro de Magia y Personal de Apoyo Editar

Este nivel está compuesto por el Ministro de Magia y su personal más cercano, que ayudan en la administración diaria del mundo mágico en Gran Bretaña. Estos magos ocupan posiciones de distinción, con acceso directo al Ministro. Además, en esta planta se reúne el Consejo de Directores cuando lo necesitan, así como todos ellos con el Ministro de Magia.

Oficinas conocidas: Editar

  • Oficina del Ministro de Magia.
  • Secretaría del Ministro.
  • Portavoz e imagen pública del Ministerio de Magia.
  • Consejo de Directores.

2º piso: Departamento de Seguridad Mágica Editar

Es el Departamento más grande del Ministerio de Magia. Es una mezcla de servicios policiales y de justicia. La mayoría de magos reverencian a los miembros de este Departamento como si tuvieran algún tipo de estatus de héroes: esto es así porque los empleos son muy exigentes, y el riesgo de muerte está presente en casi todas las oficinas. 

Director: Miles Lando.

Oficinas conocidas: Editar

  • Oficina del Uso Incorrecto de la Magia.
  • Oficina de Aurores.
  • Oficina de Fuerzas de Choque.
  • Oficina de milicias. 
  • Brigada de Aplicación de la Ley Mágica.
  • Departamento de Registro Administrativo. 
  • Brujas Guardianas del Ministerio de Magia 

3º piso: Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicas Editar

Es el encargado y responsable de reparar el daño mágico accidental, los problemas e incidentes con los muggles, las rupturas del Estatuto Internacional del Secreto y otros problemas que puedan surgir en la sociedad. 

Director: Ethel Hammond.

Oficinas conocidas: Editar

  • Escuadrón de Reversión de Magia Accidental.
  • Brigada de Control de Daños. 
  • Comité de excusas para muggles.
  • Sede de desmemorizadores. 
  • Equipo de reparación y limpieza. 
  • Oficina de Reversores de Maldiciones. 

4º piso: Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas Editar

Es el segundo Departamento más grande del Ministerio de Magia. Es el que se encarga de todo el trato con las criaturas y bestias mágicas, y tiene una disputa con el Departamento de Seguridad Mágica por la jurisprudencia sobre las Manadas Hostiles. 

Director: Steven Parker.

Oficinas conocidas: Editar

División de Seres. Editar
  • Oficina de enlace con duendes.
  • Oficina de realojamiento de elfos domésticos. 
  • Servicio de apoyo de hombres lobo. 
División de Bestias: Editar
  • Oficina de enlace con centauros.
  • Junta Consultiva de Plagas.
  • Comité de Exterminación de Criaturas Peligrosas. 
  • Búsqueda y Restricción de Dragones.
  • Unidad de Captura de Hombres Lobo y Registro licántropo.
División de Espíritus: Editar
  • Grupo de Trabajo con Demonios. 
  • Investigadores de Otros Planos. 
  • Control y Destrucción de Espectros. 
  • División de Exorcistas. 

5º piso: Departamento de Cooperación Mágica Internacional Editar

Es un organismo interesado en la política exterior que intenta obtener relaciones con magos de diferentes países para cooperar en las acciones de magia política y pública. Es el más cercano al mundo muggle, y sus trabajadores suelen colaborar con algunos de organizaciones muggles.

Director: Margaret Bergström.

Oficinas conocidas: Editar

  • Cuerpo de Normas Internacionales de Comercio Mágico. 
  • Oficina de Ley Mágica Internacional.
  • Enlace con la Confederación Internacional de Magos. 

6º piso: Departamento de Transporte Mágico Editar

Es responsable de los diversos aspectos y regulaciones que tienen que ver con el transporte mágico y los desplazamientos. 

Director: Flugo Fleitilt.

Oficinas conocidas: Editar

  • Centro de Pruebas de Aparición.
  • Control Regulatorio de Escobas.
  • Autoridad de la Red Flú.
  • Oficina de Trasladores. 
  • Centro de registro de vehículos mágicos. 

7º piso: Departamento de Deportes y Juegos Mágicos Editar

Es el encargado de organizar eventos deportivos como la Copa Mundial de Quidditch y el Torneo de los Tres Magos. Además, se encarga de gestionar la Liga Nacional de Quidditch, y parte del trabajo es hacer cumplir las leyes relacionadas con el juego y asistir a los distintos torneos y competiciones. 

Director: Socrates Sporto.

Oficinas conocidas: Editar

  • Sede de la Liga de Quidditch Británico e Irlandés.
  • Oficina de Patentes. 
  • Club Gobstones.
  • Club de Duelo. 

8º piso: El Atrio Editar

El Atrio es un área que sirve de vestíbulo y zona de recepción para recibir a los visitantes y empleados del Ministerio de Magia. El atrio es un pasillo muy largo con un suelo de madera oscura muy pulida. El techo es de pavo real azul y está lleno de símbolos de oro que se mantienen en movimiento, como un tablón de anuncios.

Las paredes de cada lado contienen chimeneas doradas: las laterales de la izquierda sirven para las llegadas y las laterales de la derecha para las salidas.

9º piso: Departamento de Misterios Editar

Es una sección del Ministerio de Magia que lleva a cabo la investigación confidencial. La mayor parte de sus operaciones se llevan a cabo en total secreto. Pocos magos en el Ministerio saben realmente lo que se encuentra dentro de este departamento. Aquellos magos que trabajan en el Departamento de Misterios se los conocen como Inefables debido a la naturaleza confidencial de su trabajo. Este nivel tiene una notable diferencia de los anteriores: las paredes de azulejos negro están vacías, sin ventanas ni puertas, salvo una puerta negra en el extremo del pasillo que conduce a la entrada del Departamento. La luz es proporcionada sólo por antorchas, que brillan con luz azul-blanca.

Director: James Selby

Oficinas conocidas: Editar

  • Cámara de la Muerte.
  • Sala de Profecías.
  • Cámara de la Mente.
  • Cámara del Amor.
  • Cámara del Tiempo.
  • Cámara del Espacio.  

10º piso: Tribunal del Wizengamot Editar

Sólo se puede acceder a este piso por una escalera ubicada en el Departamento de Misterios. El Tribunal del Wizengamot es el lugar en el que se juzga a los detenidos durante las operaciones de seguridad mágica para decidir la condena y ejecutar la ley mágica. Además, las reuniones y plenos del Wizengamot se celebran en estos tribunales. 

Reparto de poderes Editar

El Ministro de Magia es la persona con más autoridad dentro del Ministerio de Magia Británico. Sin embargo, existe un reparto de poderes cuidadoso entre varios magos además de él que evitan que la voluntad del Ministro de Magia sea absoluta, y permiten la existencia de muchos juegos y problemas políticos. 

  • Ministro de Magia: El Ministro de Magia es, por norma general, Jefe Supremo del Wizengamot. Esto lo convierte en la persona más importante del Wizengamot. Posee el poder ejecutivo, lo que lo convierte en aquel que ejecuta las instrucciones del Wizengamot, le permite vetar proyectos de ley de cualquier tipo, puede declarar reglamentos y órdenes ejecutivas, hace acuerdos ejecutivos y firma tratados, nombra a los miembros del Wizengamot en caso de fallecimiento y además tiene el poder de conceder indultos y perdones por delitos contra el Ministerio de Magia.
  • Wizengamot: El Wizengamot es el cuerpo legislativo y judicial del Ministerio de Magia. Es una cámara de 49 magos que redactan las leyes de la sociedad mágica, además de juzgar a todos los que los incumplan y decidir la condena. El Wizengamot tiene capacidad para controlar el presupuesto estatal y supervisa e investiga las reglas para el gobierno y sus oficiales. Cuando un miembro del Wizengamot se retira, éste escoge a su sucesor. La mayoría de procesos del Wizengamot requieren una mayoría simple para salir adelante. 
  • Consejo de Directores: Los Directores de los Departamentos son un contrapeso al Wizengamot y al Ministro de Magia. Cada uno de ellos tiene una pequeña fracción de poder legislativo: la capacidad de ejercer el derecho a veto sobre algún proyecto de ley que se enmarque en su jurisprudencia. En caso de conflicto o duda sobre qué jurisprudencia corresponde, el Consejo de Directores desempata con una votación. Además, tienen libertad para gestionar el presupuesto de su jurisprudencia, y capacidad de ejecutar la ley dentro de la misma como consideren adecuado.