FANDOM


«Los Sucesos del Departamento de Misterios. Tan terribles, pero a la vez tan importantes que no podemos olvidarlos. Son el constante recordatorio de que el enemigo a veces es más listo que nosotros, y que tenemos que vigilar tanto entre nuestras filas como fuera de ellas para evitar que vuelva a pasar. Porque, que Dios me perdone, no creo que pudiéramos sobrevivir a eso una segunda vez.»
Lord Viktor Worthington sobre los Sucesos del Departamento de Misterios
Los Sucesos del Departamento de Misterios son el nombre con el que se conoce al mayor ataque que se ha producido contra el Ministerio de Magia en varios siglos. Tuvo lugar la noche del 10 de junio del año 2002, durante una luna llena, en el Departamento de Misterios y, posteriormente, en el Atrio. Fue un ataque conjunto de distintas organizaciones contra las que la comunidad mágica británica mantenía una larga serie de enfrentamientos.

Causó un gran número de bajas ministeriales, la desaparición del Ministro de Magia Kingsley Shacklebolt, y marcó el inicio de lo que se conocería después como el Trimestre Sombrío, una de las etapas más duras de la Inglaterra mágica. 

En la actualidad, no se ha conseguido cerrar oficialmente la investigación, aunque todo apuntaba a que el asalto nació en el corazón del mismísimo Ministerio de Magia, en el interior del Departamento de Misterios.  

Antecedentes Editar

El Ministerio de Magia no se encontraba, en absoluto, preparado para un asalto a su centro neurálgico. Desde la Segunda Guerra Mágica, apenas habían tenido lugar escaramuzas y persecuciones de mortífagos renegados y miembros de otras criaturas mágicas que se negaban a apoyar el régimen ministerial, por lo que las posibilidades de un asalto tan grande resultaba impensable.

Sin embargo, los historiadores posteriores han conseguido establecer varias señales de posibles causas que llevarían a esta batalla, algunas a las que el Ministerio de Shacklebolt no prestó la debida atención en su momento.

La mayoría de razas mágicas se encontraban envueltas en conflictos internos sobre si debían aceptar o no las condiciones y tratados que ofrecía Shacklebolt para la paz. En algunas de estas comunidades, el bando opuesto al Ministerio de Magia ya se había impuesto de manera contundente, como entre los gigantes.

Por otro lado, varios infectados de la maldición de la licantropía se encontraban organizándose en el prototipo de lo que después se conocería como Manadas Hostiles.

Batalla Editar

Cerca de las 21:40 horas del lunes 10 de junio de 2002, un grupo conformado por miembros de los mortifagos, centauros, un gigante y varios licantropos transformados bajo el control que otorga la Poción Matalobos, surgieron del Departamento de Misterios del Ministerio de Magia y comenzaron un asalto sin precedentes.  

La coalición de asaltantes tomó sin ninguna dificultad la novena planta ministerial, y no fue hasta que llegaron al Atrio donde las fuerzas de choque, gracias al rápido aviso que logró dar el conserje, lograron detenerlos. La batalla se prolongó durante una hora y media antes de que los aurores lograran identificar el punto de entrada de los agresores. Tras la sorpresa inicial, las fuerzas ministeriales se lanzaron a tomar el Departamento de Misterios.

Sin embargo, los agresores comenzaron a retirarse y hay evidencias de que al menos una de los nueve asaltantes muertos fue asesinado por sus compañeros de conspiración tras haber quedado inconsciente en el combate contra el Ministerio.

Mientras que la presencia de algunas razas, por su morfología, así como de algunas facciones mágicas, por su atuendo, fue fácilmente identificable, se mantiene la teoría de que muchas otras facciones mágicas participaron en el ataque. Al menos uno de los asaltantes caídos era un mago tenebroso fichado por los aurores pero sin relación alguna con los mortifagos.

Combatientes célebres Editar

Ministerio de Magia: Editar

  • Kingsley Shacklebolt: Ministro de Magia. Fue uno de los más importantes combatientes de la batalla, y de los principales artífices de la resistencia. Consiguió reconducir a los asaltantes al Departamento de Misterios, y se le vio por última vez encarando a cuatro de estos en la Sala de la Muerte. Tras eso, desapareció sin dejar rastro, condición que mantiene hasta hoy.
  • Jou Girant: Portavoz del Ministerio de Magia y mano derecha de Shacklebolt. Jou Girant fue rodeado por tres hombres lobo transformados a mitad de la batalla, y fue mordido y dado por muerto por los asaltantes y el resto de compañeros ministeriales. Por fortuna para él, sobrevivió, aunque lo hizo habiéndose convertido en hombre lobo y, pronto, viéndose obligado a alejarse del Ministerio de Magia y de la vida pública.
  • Matthew Brubaker: Prominente miembro del Wizengamot. Se dice que fue la mente brillante de Brubaker la que consiguió organizar a la resistencia del Ministerio de Magia, y sus osadas decisiones tácticas las que coordinaron los momentos en que se dio la vuelta al conflicto y se comenzó a rechazar a los asaltantes hacia el Departamento de Misterios.
  • Irvin Giles: Legislador mágico. En ese entonces un legislador y aspirante al Wizengamot, Giles probó su valor en la batalla lanzándose contra un contingente de seis mortífagos que estaban rodeando a un herido Shacklebolt al principio de la batalla. Su intervención consiguió que éste ganaran el respiro que necesitaban para rechazar a sus asaltantes y se unieran a la batalla de nuevo, evitando lo que podría haber sido una gran catástrofe si se hubiera perdido la vida del Ministro de Magia tan pronto.

Asaltantes: Editar

El grupo de asaltantes está constituido por una masa de individuos de distintas facciones y razas que actuaron de manera sorprendentemente coordinada y organizada, por lo que no hubo nadie que destacara especialmente, sino que fue más la sorpresa y el conjunto de los asaltantes.

Consecuencias Editar

Los Sucesos del Departamento de Misterios fueron una de las batallas más grandes y sangrientas que se recuerdan desde las guerras mágicas, y fueron totalmente unidireccionales. El Ministerio de Magia asistió a la derrota más categórica que se recuerda, y sólo la rápida intervención coordinada de sus participantes consiguió evitar una debacle aún mayor.

Sin embargo, el Ministerio quedó tan herido de gravedad que fue incapaz de reaccionar a la posterior ola de ataques, asaltos y masacres que estos criminales realizaron para asolar Inglaterra.

Víctimas: Editar

Ministerio de Magia: Editar

  • 12 aurores.
  • 22 miembros de las fuerzas de choque.
  • 3 inefables.
  • Desaparición de Kingsley Shacklebolt.
  • Infección de Jou Girant con la maldición de la licantropía.
  • 49 heridos de diversa gravedad.

Asaltantes: Editar

  • 9 fallecidos. Se confirmó que al menos uno de ellos fue asesinado por el resto de conspiradores para evitar dar información.

Repercusiones políticas Editar

Tras los Sucesos del Departamento de Misterios, comenzó una época complicada en la que la confianza perdida siguió resonando durante años. El mayor centro de poder de la sociedad mágica había sido vulnerado desde su interior, y eso no despertó confianza en la población civil. Además, las dos mayores figuras políticas de la época, Kingsley Shacklebolt y Jou Girant, fueron incapacitados y dejaron un Ministerio de Magia completamente descabezado.

En cuestión de tres meses, un total de cinco Ministros de Magia se sucedieron en el cargo.

  • Amadeus Shark (13 de junio a 20 de junio) murió en combate en un subsiguiente asalto al Ministerio de Magia.
  • Kirstin Bell (22 de junio a 1 de julio) renunció a su cargo por las altas presiones a las que estaba sometida con el regreso de los dementores.
  • Charles Fudge (1 de julio a 14 de julio) fue obligado dimitir por parte de un conflicto de intereses en el Wizengamot.
  • Helbert Borrow (14 de julio a 26 de julio) también fue obligado a dimitir por la población mágica.
  • Eddie Campbell (28 de julio a 30 de agosto) renunció al cargo por las graves lesiones sufridas en la Segunda Batalla de Hogwarts.

Finalmente el 31 de agosto de 2002 asume el cargo Bradshaw Layfield, quien lo ocuparía hasta el 8 de agosto de 2018 ininterrumpidamente, y conseguiría dar algo de estabilidad a la comunidad mágica.

Con todos los grandes héroes de la Segunda Guerra Mágica muertos o desaparecidos, tan sólo quedaban la Directora de Hogwarts, Minerva McGonagall y el por entonces jovencísimo Harry Potter para mantener vivo el legado de Albus Dumbledore, un legado que prometía esperanza y que parecía haberse perdido para siempre.