FANDOM


Trimestre Sombrío es el nombre con el que se conoce a los meses de junio, julio y agosto del año 2002, en el que distintas circunstancias de índole social, político y militar convirtieron a la época en los peores meses que se recuerdan desde el final de la Segunda Guerra Mágica. En este periodo, numerosas amenazas como los mortífagos regresados, hombres lobo y varias criaturas mágicas atacaron al Ministerio de Magia y a la población civil por varios frentes, y que culminó en la Segunda Batalla de Hogwarts.

Antecedentes Editar

Segunda Guerra Mágica: Editar

La Segunda Guerra Mágica es el principal punto de partida de todos los eventos que han ido encadenándose en Inglaterra en el siglo XX. Con el Trimestre Sombrío no es diferente. La derrota de Voldemort dejó en Inglaterra un clima de inestabilidad e inseguridad que, aunque no tan fuerte como con el Señor Oscuro en el poder, sí que era bastante incómodo. El exilio de los mortífagos y el trato que se dio a los derrotados fue el germen de los descontentos que poco a poco cristalizarían en épocas tan oscuras como las anteriores. 

La diplomacia con las criaturas: Editar

El flamante Ministro de Magia Kingsley Shacklebolt, elegido tras el final de la Segunda Guerra Mágica, empieza a tomar medidas poco diplomáticas para la percepción de los más radicales. Esto le gana muchas enemistades en el seno del Wizengamot y entre las familias puristas que todavía conservaban el poder en la sociedad, así como creando varias disensiones entre las criaturas. 

Kingsley comenzó a dirigirse a varias manadas de criaturas, agrupaciones de hombres lobo, cónclaves de duendes y otras formas de organización que tuvieran para ofrecer tratados de paz. Las formas de Shacklebolt fueron, sin embargo, las de un héroe de guerra, y no las de un diplomático, y algunas de estas criaturas se tomaron el ofrecimiento como una orden para perder libertades en función del control ministerial, y se comenzó a fraguar el descontento entre éstas.

Uno de los más célebres planes de Shacklebolt es el de la Cárcel Patronus, un complejo ritual mágico que buscaba encerrar y retener la influencia de los dementores. Por desgracia, antes de poder llevarlo a cabo, todos los dementores desaparecieron de Inglaterra sin dejar ningún tipo de rastro.

Sucesos del Departamento de Misterios: Editar

Finalmente, todos los eventos anteriores desembocan en los conocidos como Sucesos del Departamento de Misterios. El 10 de junio del año 2002 ocurre un ataque en el corazón del Ministerio de Magia, en el que un gran número de atacantes desconocidos consiguen hacer temblar los cimientos del país, causan varias bajas y la desaparición del líder que tenía el mundo mágico, Kingsley Shacklebolt. 

Desarrollo Editar

El regreso de los exiliados: Editar

Tras la desaparición de Shacklebolt, varios mortífagos y otros criminales exiliados decidieron regresar a Inglaterra. Ante el estado de desunión y debilidad interna que asolaba a la población civil y a la clase dirigente, fue sencillo que los más peligrosos de estos elementos consiguieran establecer distintas bases de poder en Inglaterra. 

Amadeus Shark, un prestigioso auror y veterano de la Primera Guerra Mágica, asume como Ministro de Magia para tratar de encauzar los problemas a los que se tiene que enfrentar el Ministerio de Magia.

Sin embargo, el 20 de junio del 2002, un segundo ataque al Ministerio de Magia por parte de estos mortífagos retornados provoca la muerte en combate de Shark, así como la destrucción temporal de varios de los lugares neurálgicos del Ministerio, como los salones del Wizengamot.

La crisis económica: Editar

El mismo día del asalto al Ministerio de Magia, el 20 de junio, otro grupo de terroristas realizan un terrible ataque al Callejón Diagon, con más de doce víctimas civiles. Este ataque llevó a varios comercios a la ruina, pero tuvo otro efecto mucho más impactante todavía que el anterior, y más grave para la situación del mundo mágico del momento: Gringotts cerró sus puertas.

Ante el clima de inseguridad, los duendes decidieron aprovisionarse y encerrarse en el interior del banco mágico que contenía las riquezas de todo Reino Unido. Con el ataque al Ministerio de Magia en curso, los aurores no pudieron responder a la situación, ni entrevistarse con los duendes antes de que la decisión fuera efectiva.

Kirstin Bell asume como Ministra de Magia. La legisladora recibe el cargo a temprana edad (tan solo tiene 38 años), y es una cabeza de turco puesta por el Wizengamot para escoger a alguien de tendencia conservadora, que pudiera asumir las culpas que, sin duda, serían remitidas por la población. 

La aparición de los heraldos: Editar

Los dementores reaparecen en Inglaterra tras varios meses sin haber dado señales de vida, pero no lo hacen solos. Vuelven con lo que, posteriormente, se daría a conocer como heraldos: criaturas envenenadas por magia oscura de los dementores, convertidas en bestias más grandes, sanguinarias y violentas, capaces de transmitir parte del efecto nocivo de estas criaturas. 

Los heraldos y sus amos empiezan a hacer batidas en distintos pueblos del sur de Inglaterra. Uno de estos ataques deja uno de los pueblos, la localidad de Elham en Canterbury, completamente en ruinas y con una nutrida cuenta de víctimas y heridos de gravedad. El asalto sucede el 14 de julio de 2002.

Ante las presiones y su incapacidad para lidiar con el problema de los dementores, Kirstin Bell renuncia al cargo. Charles Fudge, familiar de Cornelius Fudge, es elegido por el Wizengamot como sucesor de Bell debido a su historial de tratos con la raza de los duendes, para tratar de arreglar los problemas económicos. 

Sin embargo, Fudge sólo agravará el problema con los duendes por distintos errores en las negociaciones, y será destituido en pro de otro general, Helbert Burrow, antiguo líder de las milicias

La batalla del Valle de Godric: Editar

Un numeroso grupo de mortífagos y gigantes deciden actuar contra el Valle de Godric el 26 de julio de 2002. Helbert Burrow designa como líder de la defensa del pueblo mágico al mismísimo Harry Potter, y, gracias a su ayuda, consiguen repeler el asalto. Sin embargo, la falta de galeones y las complicaciones en varios frentes provoca que las tropas no estén en su mejor estado de moral, y sea un ataque sangriento. 

La decisión de Burrow habría sido correcta de no ser porque otro grupo de mortífagos, más numeroso, decidió volver a cargar contra el Ministerio de Magia. El edificio no se había repuesto todavía de las batallas anteriores, y con el grueso de sus tropas atendiendo otra tarea, nuevamente la guerrilla mortífaga consiguió eliminar a varias importantes figuras políticas del lado más progresista del Wizengamot. 

Helbert Burrow es obligado a renunciar a su puesto por la asunción de responsabilidades, y Eddie Campbell, quien había sido compañero del propio Burrow en las milicias asume como Ministro de Magia en su lugar. 

El nacimiento de la Manada de Fenris: Editar

Tan solo un día después de los ataques al Ministerio y al Valle de Godric, el 27 de julio, un grupo de hombres lobo decide asaltar Azkaban. La seguridad de la prisión está bajo mínimos debido a los problemas económicos con los guardias, y a que varios de los mismos se han visto obligados a designarse como tropas de apoyo en los diversos conflictos bélicos del día anterior.

Estos hombres lobo, no afiliados con ninguna de las facciones anteriores, consiguen su objetivo: liberar a Fenrir Greyback. Éste decide ayudar a escapar a otros licántropos, y, todos juntos, conforman la primera Manada Hostil según la terminología y organización moderna: la Manada de Fenris.

La eficacia de Campbell: Editar

Durante todo el mes de agosto de 2002, los dementores, gigantes, mortífagos y la recién formada Manada de Fenris comienzan varios ataques satélite a distintas localidades de la campiña británica. Sin embargo, ninguno de estos golpes tiene la eficacia o la contundencia de los anteriores gracias al genio militar de Campbell. 

Rodeándose de compañeros de las fuerzas de seguridad como sus consejeros, consigue hacer remitir el miedo de la población inglesa y las víctimas de cada uno de los asaltos, a pesar de todos los frentes en los que tiene que luchar. Durante un instante, parece que el Ministerio de Magia va a salir ileso de la situación, y que Campbell liderará una nueva época de prosperidad.

Eso fue un error. Ni siquiera el genio de Campbell sería capaz de prevenir la siguiente catástrofe, que pondría punto y final al Trimestre Sombrío.

La Segunda Batalla de Hogwarts: Editar

El día 30 de agosto de 2002, un contingente formado por todos los grupos anteriores decide atacar Hogwarts. Con gran parte de la plantilla docente de antaño retirada o muerta como víctimas de la guerra, el colegio no contaba con los magos más talentosos que hubiera podido tener antes para defender los muros del castillo.

Campbell movilizó rápidamente a todos los aurores que tenía dispersos, aunque estos tardaron bastante en acudir al lugar de los hechos. Hasta entonces, el equipo docente y las débilmente restauradas defensas del castillo tuvieron que hacer frente a los agresores, con la incorporación de alumnos que iban a entrar en séptimo curso o recién graduados que acudieron a la llamada de Hogwarts.

Para cuando los ministeriales llegaron, la batalla estaba en un punto cruento, aunque no irrecuperable. Gracias a las destacadas acciones de algunos héroes de guerra como Bradshaw Layfield, se consiguió expulsar a los invasores de los terrenos del castillo. La batalla se había ganado, pero a un alto precio.

Debido a sus heridas de batalla, tanto Minerva McGonagall como Eddie Campbell renunciaron a sus respectivos puestos al frente de las dos máximas instituciones de Inglaterra. Myrh de Leyandis, protegida de Dumbledore, y Bradshaw Layfield, serían sus sucesores, en una era que, esperaban, sería más tranquila.

Consecuencias Editar

Víctimas: Editar

El Trimestre Sombrío estuvo lleno de víctimas, demasiado numerosas como para nombrarlas. La última cuenta del Ministerio de Magia censa en 49 los magos afiliados al Ministerio fallecidos en diversas operaciones durante esta etapa, así como cerca de un centenar de heridos de gravedad. El nombre más célebre entre estas víctimas es el prestigioso Amadeus Shark, sucesor de Kignsley Shacklebolt y héroe de guerra, que falleció en combate defendiendo el Ministerio de Magia. 

Consecuencias políticas: Editar

Hogwarts: Editar

Hogwarts es uno de los lugares más afectados por el Trimestre Sombrío, y al mismo tiempo, uno de los que se mantiene en un estado más similar a su existencia previa. La directora, Minerva McGonagall, renunció al cargo tras la Segunda Batalla de Hogwarts, y en su lugar llegó Myrh de Leyandis, quien mantendría una actitud continuista en el castillo con respecto a su predecesora. 

Además de los cambios en la estructura jerárquica, las defensas del castillo quedaron completamente destruidas entre ambas batallas, la de la Segunda Guerra Mágica y la del Trimestre Sombrío, dejando Hogwarts vulnerable y con un estado que, sin magos del calibre de los Fundadores, tardarían décadas en reconstruirse por completo. 

Ministerio de Magia: Editar

La renuncia de Eddie Campbell por heridas de guerra hace caer el Ministerio de Magia en Bradshaw Layfield. Quizás no sea la persona mejor preparada ni el político más brillante, pero será el que Inglaterra necesitará.

Layfield comenzará una serie de profundas reformas en la estructura del Ministerio de Magia (cosa que no agradará a los viejos jerarcas y a los más conservadores), y comenzará un profundo plan de limpieza y establecimiento de una red de alianzas mediante concesiones a las criaturas mágicas, sólo para evitar una situación similar. El mayor logro, dentro de estos tratados, será su acuerdo con los duendes para reabrir Gringotts. 

La elaboración de la célebre Carta de Defensa es a día de hoy una medida tan impopular como necesaria, y sería el legado de Layfield, un legado que le convertiría en una de esas figuras que polarizaría la opinión pública. 

Sociedad: Editar

El final del Trimestre Sombrío terminó con las continuadas agresiones y el miedo en la población, pero no se llevó lo que había traído. A pesar de que la gente dejara de tener miedo a la hora de salir de sus casas, seguía habiendo numerosos enemigos y amenazas a las que hacer frente.

El regreso de los mortífagos del exilio fue una de estas amenazas. Debido a su reaparición, una retirada y desorganizada Orden del Fénix tuvo que reformarse bajo la figura de Neville Longbottom para poder combatir adecuadamente a estos criminales. 

La aparición de las Manadas Hostiles fue el génesis de lo que se convertiría en uno de los mayores problemas que tendría el Ministerio de Magia británico en el siglo XXI. Los problemas raciales y el rechazo social nacieron por las acciones de Fenrir Greyback, y seguirían resonando durante muchos años.

Por último, la hostilidad de las criaturas y el conocimiento del regreso de los dementores hizo que muchos magos susurraran en sus casas y rumorearan con sus conocidos de la existencia de un nuevo mago tenebroso que pudiera estar detrás de todo aquello. Por desgracia, esa figura nunca se llegó a encontrar, y las acciones del Trimestre Sombrío no se pueden atribuir a un gran mal en el horizonte, sino a algo más peligroso de todo: la sociedad, cuando no existe ese mal que le una contra ella.